domingo, 28 de julio de 2013

Cine O-Culto: Biutiful

Biutiful

En mi propuesta personal de rescatar aquellos filmes distintos de la mayoría, muy de esta esquina, que nunca llegaron a ser valorados como auténticas películas de culto, a pesar de cumplir en mi opinión con todos los requisitos. Con este motivo hoy os traigo Biutiful, una película que no había tenido ocasión de ver hasta ayer tarde y que me gustó realmente mucho.


"Biutiful" (2010) es una película bastante larga y compleja, escrita, producida y dirigida por el mejicano Alenjandro González Iñárritu y portagonizada por un sublime Javier Bardem.



La historia nos sitúa en la zona más marginal de Barcelona, donde Uxbal (el personaje de Bardem) se aprovecha de los extranjeros (negros y chinos), a la vez de sus poderes como médium que le permite comunicarse en ciertas ocasiones con los muertos, para vivir. Está separado de su mujer, (Maricel Álvarez) una persona bipolar, alcohólica e inestable, con la cual tratará de volver a formar una familia para el bien de sus hijos durante la película. Los negocios ilegales que mantienen los chinos y los negros son conocidos por cierto policía al que Uxbal está obligado a sobornar cada cierto tiempo. Sin embargo tendrá complicaciones con ambos asuntos y acabará pesando sobre él varias cargas de conciencia. Todo esto confluye en el instante final de la vida de nuestro personaje, quien está enfermo de cáncer de próstata en nivel ya muy avanzado y todo parece indicar que morirá pronto.



La ambientación es totalmente pesimista. Se le muestra al espectador una visión cruda de una realidad. Merodean por la película temas como la paternidad, el amor, la moralidad, la culpabilidad, la espiritualidad, la solidaridad. Algunos críticos afirman que con esta película se crea un clásico de la tragedia moderna, mientras hay quien dicen que es aburrida y poco creíble. En cualquier caso yo creo que es una película estupenda que, centrada en el personaje de Uxbal, nos muestra todo un abanico de las sensaciones humanas reales, incluso las más degradadas. Una película que, a pesar de sus 140 minutos, no se te vuelve larga y pesada. Una maravilla de interpretación y de película.

jueves, 25 de julio de 2013

La alcoba y el tiempo, de Joaquín Caro Romero

La alcoba y el tiempo, de J. Caro Romero

Se diría que el tiempo
no sale de esta alcoba,
que es más bien el espacio
quien se mueve y se transforma.

Cuatro paredes. Unos
zapatos en la alfombra
vacíos. Un espejo.
Una bombilla rota...

Se diría que el tiempo
no pasa cuando gozan
los dioses. Se diría
que es eterna la rosa.

Cuántos niños suplican
nombre y ser en la alcoba
hijos del viento impuro
y ceniza honda.

Se diría que el tiempo
no se da ni se toma,

que el tiempo es como el vino
recogido en la copa,
desgraciado en el suelo
y feliz en la boca.

lunes, 22 de julio de 2013

Breve reseña sobre "Fantasmas contra extraterrestres" de Javier Avilés y algunos aforismos.

Reseña de "Fantasmas contra extraterrestres" de Javier Avilés

Puede parecer que a simple vista un relato que se titula "Fantasmas contra extraterrestes" haya sido escrito solamente para saciar a un público más bien conformista. Puede incluso parecer comercial, pero... ¡las apariencias engañan! Y que en un principio parece literatura fácil deja de serlo para convertirse en un divertido debate filosófico encubierto sobre la naturaleza del ser. ¿Son las cosas como creemos que son o es nuestra visión las que las transforma en algo que pueda entenderse? ¿Cómo describirías a un extraterrestre? ¿Es en sí mismo descriptible? Y, mientras que lo describimos, ¿no lo estamos condicionando a nuestra perspectiva? ¿No lo humanizamos de esa forma?

Dentro del relato "Fantasmas contra extraterrestres" es el videojuego preferido del protagonista, un carpintero que un día se embarca en un navío. El juego comienza con una invasión alienígena, los humanos impotentes ante el arsenal enemigo, presas del terror, se suicidan. Los fantasmas de los suicidas comienzan poco a poco a mermar el ejército extraterrestre hasta que sólo permanece con viva en la superficie terrestre el personaje del jugador, quien debe investigar a las criaturas sobrenaturales.

En el relato, en el cual se desarrollan dos historias paralelamente (la del juego y la de la vida, llamémosle real, del carpintero), se nutre de autores (el escritor no tiene problemas en mencionarlo) como Stanlav Lem, James Joyce o Edgar Allan Poe (sobre todo de éste último), y lo cierto es que Javier Avilés no tiene nada que envidiarle a estos grandes maestros. Se despliega un dominio espectacular de la frase corta. Todo en él es dinamismo.


Algunos aforismos curiosos:

"La muerte es el escenario narrativo. Toda narración es un descenso al infierno."

"En internet nadie sabe que soy un perro."

"La descripción mata al monstruo y lo convierte en un adorable muñeco de peluche."

Puedes leer el relato en el blog de su autor: http://ellamentodeportnoy.blogspot.com.es/2013/07/fantasmas-contra-extraterrestres.html

 

viernes, 12 de julio de 2013

Historia fantástica, de Marco Denevi


Historia fantástica, de Marco Denevi


Cuenta fray Jerónimo de Zúñiga, capellán de la prisión del Buen Socorro, en Toledo, que el 7 de junio de 1691 un marinero natural de las Indias Occidentales, de nombre Pablillo Tonctón o Tunctón, de raza negra, condenado al auto de fe por brujo y otros crímenes contra Dios, se evadió de la cárcel y de ser quemado vivo pidiendo a sus guardianes, tres días antes de marchar a la hoguera, una botella y los elementos necesarios para construir un barco en miniatura encerrado dentro del frasco. Los guardianes, aunque el tiempo de vida que le quedaba al reo era tan breve, accedieron a sus deseos. Al cabo de los tres días el diminuto navío estaba terminado en el interior del vidrio. La mañana señalada para la ejecución del auto de fe, cuando los del Santo Oficio entraron en la celda de Pablillo Tonctón, la encontraron vacía lo mismo que la botella. Otros condenados que aguardaban su turno de morir afirmaron que la noche anterior habían oído un ruido como de velas, chapoteo de remos y voces de mando.

(De Falsificaciones)
 


Texto encontrado en http://dueloliterae.blogspot.com.es/

jueves, 11 de julio de 2013

Cine O-Culto: Paranoia 1.0

¿Qué es una peli O-culta?

Todo cinéfilo que se precie ha visto y ama un listado curioso de películas bizarras, en la que una combinación de elementos poco usuales dan lugar a un delirio artístico en perfecto equilibrio, digno de admiración, estas películas son las llamadas "de culto". Pero no todas las grandes películas que aspiran a tan elevado reconocimiento lo consiguen por unas u otras razones, he aquí donde nace ese cine diferente y desconocido, que no de peor calidad, que nos enamora con su universo de atrevida imaginación: el "cine O-culto". Este cine pronto es olvidado y minusvalorado, y rara vez se traducen sus películas a otros idiomas más allá del inglés global. Este verano, aprovechando las inmensas horas ardientes que vuelven monótonas mis mañanas, he decidido embarcarme en un viaje arqueológico, de recuperación de estas joyas que pasaron desapercibidas o fueron rechazadas por los más elevados péritos (a quienes yo no pongo en duda, pero me gustaría guiarme por criterios propios).

Paranoia 1.0




Siguiendo mi forma de valorar hoy les quiero hablar de una película que no tiene desperdicio. La historia de "Paranoia 1.0" nos sitúa en un ruinoso edificio de un barrio marginal de una ciudad cualquiera en un futuro no muy lejano (en este sentido, así como en la decoración recuerda mucho a "Delicatesen" de Jean-Pierre Jeunet) y gira en torno a Simon J, un programador que ha de entregar un código para un cliente que desconoce. Los nervios de Simon J se disparan cuando comienza a recibir extraños paquetes vacíos. Empieza a pensar que alguien le sigue (el dependiente de una tienda de alimentación se lo confirma, o le da, como quien dice, la razón como a los locos), a comprar obsesivamente leche, a desconfiar de sus vecinos (un extraño hombre con un violento perro y otro hombre, mayor, que al no poder tener hijos ha fabricado su propio androide).



En este universo oscuro, donde cada paso es un paso en falso, deambulan otros personajes que pretenden influir en el frágil Simon J: Nial (el mensajero), Howard (el portero que vive en el sótano), Treece (amante del vecino del perro) y Adam (la cabeza de androide). La atmósfera está viciada por completo y se lleva al extremo los sentimientos humanos en un aura de desesperanza (Treece quiere huir y tener hijos, pero algo la obliga a quedarse, atrapada contra su voluntad, tiene que tomar zumos) , se roza el delirio, la obsesión por el control, y el sexo está muy presente. Los decorados son con relación a los personajes un gran acierto: se apuesta por el neo-noir que puede verse en otras películas como Batman, Shutter Island o Franklyn. Los elementos futuristas también se hallan repartidos durante el film de forma que nos colocan en un futuro muy próximo, donde los sofás cambian de color con un mando a distancia, hay juguetes con forma de grillos que los imitan con total precisión, cabezas de androides que pueden hablar y pensar.



La trama es enrevesada y le permite al espectador exprimir todo su jugo con una segunda proyección. Las interpretaciones de los personajes son realmente geniales. Es en pocas palabras una auténtica joya distópica.



lunes, 1 de julio de 2013

Mientras en tu oficina respiras, de Carlos Bousoño

Ya sea cruel o bucólica, cuando la imaginación del lector y del escritor comienza a funcionar es jodidamente imposible detenerla. Inmerso en un papel imagina mundos extraños, historias ajenas, hechos asombrosos y no tan formidables. En este poema de Las monedas contra la losa Bousoño imagina macabro que imagina un hombre mientras escribe. También puede significar lo dificultoso de escribir, pues... bueno, mejor será que lo averigüéis vosotros mismos.






Mientras en tu oficina respiras



Mientras en tu oficina respiras, bostezas, te abandonas, o dictas en clase una lección
ante extraños alumnos que fijamente te contemplan, con sueño aún en la temprana hora;
mientras hablas, mientras gesticulas en el café,
o inmóvil te concentras en la meditación
de tu escritorio, o echado en el hondo diván
repasas lentamente recuerdos de tu vida; mientras
      quieto te abismas en la visión de la llanura interminable,
      o mientras escribes una lenta palabra te recreas en su dulce sonido,
      en su amorosa realidad,

caes, estás cayendo hacia atrás por una quebrada del monte,
estás rodando entre piedras y cardos por la abrupta pendiente
hacia un barranco en el que corre un río,
rápido como el viento un río corre,
estás herido en la boca, en las manos, el pecho,
sangras por un oído, te despeñas por el farallón
cabeza abajo,
con las piernas en abierto compás,
hacia el fondo, ya con los huesos rotos,
crispadas mano y boca, hacia el abismo, abajo,
súbitamente próximo,
escribes la palabra lentamente, te concentras, murmuras, en el café discutes, muy despacio sonríes,
       adelantas una noble razón,
aduces un adorno, un tejido, un recamado oro,
hablando en la tarima de tu clase diserta,

donde todos están cabeza abajo.