lunes, 10 de agosto de 2015

Fragmento de "Azul casi transparente", de Ryu Murakami



Nota aclaratoria: éste fragmento pertenece a una de las últimas páginas del libro. Si lo destaco aquí es sólo porque creo que es de lo mejor que tiene. Seguramente si te aventuras a leerlo sin haber leído la obra no entenderás nada o casi nada. Si buscas un análisis o una crítica para saber si es recomendable o no leerla, sólo diré que en una semana aproximadamente aparecerá por aquí su correspondiente reseña. Modificaré la entrada, añadiendo el enlace para entonces.
"Sí, simplemente, una especie de cosa enorme había aplastado aquel blando vientre lleno de fluidos verdes, y la polilla había muerto sin saber que aquello sólo era una parte de mí. Ahora yo era igual que la polilla, a punto de ser aplastado por el pájaro negro. Supuse que Ojos Verdes había venido a avisarme, había tratado de decírmelo. 
-¿Lilly, puedes ver el pájaro? ¿Ahora hay un pájaro volando afuera, no? ¿No lo ves? Yo sé que la polilla no lo sabía, pero yo lo sé. El pájaro, el gran pájaro negro, Lilly, ¿no lo entiendes? 
-¡Ryu, te estás volviendo loco! ¡Contrólate un poco! ¿No lo entiendes? ¡Te estás volviendo loco! 
-Lilly, no te burles, yo lo sé. Nadie me va a engañar nunca más. Lo sé, sé dónde estoy. Éste es el lugar más cercano al pájaro, tengo que poder verlo desde aquí… Lo sé, lo he sabido durante mucho tiempo, finalmente he comprendido. El pájaro está volando como debe, mira, está allí volando, más allá de la ventana, el pájaro que destruyó mi ciudad. 
Llorando, Lily me dio una bofetada. 
-Ryu, te estás volviendo loco. ¿No lo entiendes? 
Supuse que Lilly no podía ver el pájaro, abrió la ventana. Sollozando, la dejó abierta por completo, la ciudad nocturna se extendió ante nosotros. 
-Dime dónde está volando tu pájaro, mira bien. ¡No hay ningún pájaro! 
Estrellé la copa de coñac contra el suelo. Lilly lanzó un grito. El cristal estalló volando en piezas. Los fragmentos brillaron en el suelo. 
-Lilly, ése es el pájaro, mira bien, esa ciudad es el pájaro, no es una ciudad ni nada por el estilo, no hay gente ni cosa que viva allí. Es el pájaro ¿no lo ves? ¿De verdad que no lo ves? Cuando ese tío le gritó a los misiles que explotaran en el desierto, estaba tratando de matar al pájaro. Tenemos que matar al pájaro, si no lo matamos no sé qué será de mí. El pájaro se interpone en mi camino, está ocultando lo que yo quiero ver. Mataré al pájaro, Lilly, si no lo mato, me matará a mí. Lilly, dónde estás, ven y ayúdame a matar al pájaro, Lilly, no puedo ver, Lilly, no veo nada. 
Rodé por el suelo. Oí como Lilly salía corriendo. Luego el ruido de un coche arrancando. 
La bombilla giró locamente. El pájaro estaba volando fuera. Lilly se había ido, el gran pájaro negro estaba acercándose. Recogí un pedazo de cristal de la alfombra, lo apreté firmemente con la mano y me lo clavé en mi brazo tembloroso."

No hay comentarios:

Publicar un comentario